Desconecte totalmente el equipo


Estrictamente recomendable, al abrir nuestro sistema, desconecte totalmente el equipo. Esto con el fin de evitar algún tipo de corriente parásita que cause algún corto circuito al momento de manipular el CPU.

Una forma más sofisticada de equilibrar las cargas entre usted y cualquiera de los

componentes del sistema es utilizar un equipo de protección ESD. Este equipo consiste de una

muñequera, con un cable de tierra para conectarlos al chasis del sistema. Al hacerlo,

asegúrese de usar un área que esté libre de pintura de modo que se logre un buen contacto a

tierra. Este paso asegura que cualquier carga eléctrica se reparta igualmente entre usted y

cualquiera de los componentes del sistema evitando el flujo súbito de electricidad estática que

puede dañar los circuitos.

Al retirar unidades de disco, tarjetas adaptadoras y elementos especialmente delicados como la tarjeta madre completa, así como chips de memoria y procesador, es recomendable colocarlos en un tapete plástico. Si no dispone de dicho tapete, simplemente coloque los dispositivos retirados sobre un escritorio o mesa limpios. Siempre sostenga las tarjetas adaptadoras por las presillas metálicas que se usan para asegurar la tarjeta de sistema. Si la tarjeta adaptadora no tiene presilla metálica (por ejemplo la tarjeta madre), maneje la tarjeta madre con cuidado por los extremos, y trate de no tocar ninguno de los componentes.



Entradas populares de este blog

CERRAR SESIÓN o APAGAR EL EQUIPO.

Curso Excel 2010 4.3. Ampliar o reducir una selección

GLOSARIO CV: Tag