Procedimientos de Mantenimiento Preventivo Pasivo

Procedimientos de Mantenimiento Preventivo Pasivo

El mantenimiento preventivo pasivo implica la atención del sistema de manera
externa: básicamente, proporcionando el mejor ambiente posible – tanto físico
como eléctrico – para la operación del sistema. Los aspectos físicos se refieren a condiciones
como temperatura ambiente, tensión térmica por ciclos de alimentación, contaminación de
polvo y humo y perturbaciones como impactos y vibración. Los aspectos eléctricos se refieren a
la ESD, ruido en la línea de alimentación e interferencia de radio frecuencia.
Examen del ambiente de operación. Antes de adquirir un sistema, prepárele una ubicación
apropiada, libre de contaminantes en el aire tales como humo y gases. No coloque su sistema
enfrente de una ventana: no se le debe de exponer a la luz directa del sol o a variaciones de
temperatura. La temperatura ambiente debe de ser lo más constante posible. La corriente debe
de suministrarse mediante tomas aterrizadas. Mantenga lejos la PC de radiotransmisores u
otras fuentes de energía de radiofrecuencia.
Calentamiento y enfriamiento. La expansión y contracción térmica por causa de cambios en
la temperatura somete a presión a un sistema de computadoras. Las variaciones de
temperatura pueden conducir a problemas serios. Por ejemplo, puede encontrar un excesivo
deslizamiento de los chips. Si en un período corto, se presentan variaciones extremas, las
pistas conductoras de señales sobre las tarjetas pueden quebrarse y separarse, las uniones de
soldadura pueden romperse y acelerarse la corrosión de los contactos del sistema. También se
pueden dañar los componentes de estado sólido, como los chips y provocar una gran variedad
de otros problemas.
Ciclos de alimentación (encendido/apagado). Para prolongar la vida de la PC, debe limitar
las variaciones de temperatura en el ambiente. Las variaciones de temperatura extrema
durante un arranque en frío, puede controlarlas en dos formas sencillas.: dejar el sistema
apagado o encendido todo el tiempo. Generalmente a veces es bueno dejar el equipo
encendido para incrementar su confiabilidad. Ante esto existen muchos variables que
considerar, como el costo de la electricidad, el riesgo potencial de un incendio de un equipo
operando sin atenderlo, así como otros aspectos. Claro esta recomendación solamente es
válida si su PC se encuentra ubicada en un lugar donde el ambiente es controlado por aires
acondicionados. Como regla general, no se debe de encender ni apagar la PC varias veces en
el día.
Si debe dejar el sistema por períodos prolongados, asegures de que la pantalla está en blanco
o exhiba una imagen aleatoria si no está en uso del sistema. El fósforo del cinescopio puede
quemarse, si se deja una imagen en la pantalla de forma continua.
Los monitores modernos tienen características de ahorro de energía, que hacen que éste de
forma automática entre en estado de inactividad. Es recomendable activar esta función, ya que
la ayuda a reducir costos de energía así como preservar el monitor.
fuente: Rincon de autodidacta.com

Entradas populares de este blog

CERRAR SESIÓN o APAGAR EL EQUIPO.

Curso Excel 2010 4.3. Ampliar o reducir una selección

Retiro de la tarjeta madre