Entradas

Mostrando entradas de octubre 4, 2011

Es evidente que este modelo de conexión,

Es evidente que este modelo de conexión, “todos con todos”, es completamente
inviable: para cada aparato nuevo que se incorpora a la
red, se precisa un gran número de conexiones nuevas. Para hacernos
una idea, una red “todos con todos” de cincuenta teléfonos necesita
1.225 líneas de conexión y, en cada teléfono, un dispositivo
que permita cuarenta y nueve conexiones.
Para solucionar este problema, aparecieron compañías que ofrecían
un servicio de commutación: hacían llegar un cable hasta cada teléfono
y conectaban los cables de los teléfonos que deseaban establecer
una comunicación. De este modo, cada aparato disponía de
una sola conexión y no era necesario establecer ninguna variación en
la misma para incorporar nuevos aparatos a la red.
De aquí provienen términos hoy tan comunes como abonado (el usuario
que se abona a una central), bucle de abonado (el cable que une al
abonado con la central) o central de conmutación.
La tarea de conmutar las conexiones, al principio, se hacía a ma…