¿Para qué la digitalización?


¿Para qué la digitalización?
¿Qué haremos en nuestros países al respecto? ¿Aprovechamos ese ahorro de espectro
para permitir que entren otros operadores para ampliar la competencia o veremos a los
mismos canales de TV de siempre pero con mejor definición? ¿Se podrá desarrollar un
sistema de radiodifusión que compatibilice el legítimo lucro de los empresarios con el
carácter de la radio y la televisión como soporte de la más amplia libertad de expresión
e información? ¿La ampliación de señales será para tener cuatro canales con más de los
mismos enlatados extranjeros o podrán incluirse espacios para la producción local y
nacional, para medios comunitarios y medios públicos?
Las interrogantes que preceden a las anteriores pueden resumirse en ¿para qué queremos
la digitalización? ¿cuáles son los objetivos pensando en el desarrollo económico y social de nuestros países y en nuestra democracia? ¿cómo garantizamos que haya mayor
diversidad cultural a partir de este cambio? ¿cómo lograr que la digitalización se
convierta en una ampliación y fortalecimiento de la libertad de expresión e información
y no en lo contrario?. Y más específicamente: ¿qué sistema de radiodifusión queremos y
para qué? y ¿cuáles son los problemas o debilidades que puede ayudar a superar la
digitalización?
El problema en nuestros países no es lograr una imagen con mayor definición para
aquellos que puedan comprar el televisor que las pueda ver. Los problemas que tenemos
para resolver son la concentración de medios, que ofrece discursos, informaciones y
perspectivas únicas, y su correlato, la falta de diversidad cultural y de medios y una
menor pluralidad de fuentes y protagonistas. Nuestro problema es contar con sistema de
radiodifusión que hemos volcado hacia lo comercial con fines de lucro, que debemos reequilibrar ofreciendo posibilidades al surgimiento de medios públicos, comunitarios e
incluso más medios comerciales independientes, de alcance local o regional.
El desafío es construir un sistema de radiodifusión más plural, diverso y democrático16.
La digitalización debe ser vista como una oportunidad para corregir los errores en la
construcción de este sistema. Necesitamos más competencia y mayor producción de
contenidos locales y nacionales, con su impacto en la creación de más puestos de
trabajo y el desarrollo de diversos sectores de nuestra industria cultural.
La existencia de políticas públicas activas de parte del Estado también aparece como
una necesidad urgente para preservar el interés general, frente a los intereses
corporativos de los grandes grupos económicos multimedia. La historia muestra que el
interés particular de ciertas empresas no siempre se corresponde con el interés general
de la población.
Las definiciones del padrón tecnológico de radio y TV digital, los marcos regulatorios y
el modelo de transición deberían tomarse en función de las respuestas que demos a estas
preguntas, y no al revés. Y por supuesto, éstas deben responderse permitiendo la plena
participación de las Universidades, la Sociedad Civil organizada, así como los oyentes y
televidentes, y no solo del gobierno y los empresarios.
Fuente: La radio y la televisión en la era digital
oportunidades, desafíos y propuestas
para garantizar la diversidad y el pluralismo en los medios
Gustavo Gómez Germano
C3 – Centro de Competencias en Comunicación
Fundación Friedrich Ebert, febrero de 2007

Entradas populares de este blog

CERRAR SESIÓN o APAGAR EL EQUIPO.

Curso Excel 2010 4.3. Ampliar o reducir una selección

GLOSARIO CV: Tag