Producción y distribución de contenidos


Promover y garantizar producción y distribución de contenidos
Aunque muchos aseguran que la falta de diversidad y pluralidad en los medios de
comunicación electrónicos actuales podrá ser revertida por la multiplicación de
opciones tecnológicas que habrá. Sin embargo, la solución no parece que pueda venir
solamente de una mayor cantidad de medios y plataformas.
Por esto, un análisis de la concentración no se puede agotar en el relevamiento de la
cantidad de medios en manos de determinado grupo sino que es necesario considerar,
también, su capacidad de producir y centralizar la distribución de contenidos a través de
otras vías dependientes o subordinadas a él. Coexiste, por tanto, una acumulación de
propiedad con un proceso de centralización y homogeneización de contenidos –
informaciones, sentidos, opiniones y valores.
Las disminuidas capacidades de producción de la mayoría de los radiodifusores locales
y comunitarios, y la debilidad de los medios públicos para hacer producciones de
calidad completan un panorama donde los grandes capitales tienen asegurado un terreno
para competir en absoluta desigualdad de condiciones.
o Optar por estándares que permitan un mayor número de señales y
establecer exigencias mínimas para su uso por parte de medios
comunitarios y públicos;
o Desarrollar políticas de estímulo a la producción de contenido local y
nacional y pluralidad de voces e informaciones;
o Establecer medidas proactivas para promover y asegurar su difusión y
distribución tanto en carriers públicos como privados (tales como
cuotas de pantalla, uso de señales en redes administradas por privados y
otros).
:: Reducir la brecha analógica ya: acceso abierto
Más allá del tiempo que impliquen las definiciones sobre los estándares digitales y otras
decisiones asociadas, es imperiosa asumir desde ahora la revisión de los marcos
regulatorios sobre radiodifusión en aspectos como los procedimientos y requisitos de
otorgamiento y los organismos que adjudican frecuencias.
o Modificar los marcos regulatorios de radio y TV para establecer entornos
favorables que aseguren un acceso en igualdad de oportunidades de todos los
sectores sociales, en especial los más vulnerables;
o Reconocer y promover la existencia y desarrollo de medios comunitarios y otras
formas de gestión no comerciales;
o Fortalecer los medios de comunicación públicos, brindando infraestructura y
recursos suficientes para desarrollar su trabajo;
o Otorgar recursos y potestades suficientes a los organismos reguladores
de radiodifusión y telecomunicaciones, estableciendo formas de
participación de la Sociedad Civil en ellos.
Fuente: La radio y la televisión en la era digital
oportunidades, desafíos y propuestas
para garantizar la diversidad y el pluralismo en los medios
Gustavo Gómez Germano
C3 – Centro de Competencias en Comunicación
Fundación Friedrich Ebert, febrero de 2007

Entradas populares de este blog

CERRAR SESIÓN o APAGAR EL EQUIPO.

Curso Excel 2010 4.3. Ampliar o reducir una selección

GLOSARIO CV: Tag