Loading...

TIC


Para el año 2015, es posible que 30 millones de estudiantes de América Latina cuenten con un dispositivo electrónico de uso personal, destinado a apoyar sus aprendizajes1. Esto representa un enorme desafío educativo.
TICS EN EDUCACIÓN:
UNA INNOVACIÓN DISRUPTIVA
La visión del BID es que las Tecnologías de la Información y la
Comunicación (TICs) pueden apoyar la mejora de la calidad educativa,
en la medida en cumplan algunas condiciones en su diseño, su
implementación y su evaluación. En particular, las TICs pueden forzar y
dar soporte a los necesarios cambios en las prácticas educativas, que
permitan ajustarlas a las demandas de la sociedad del siglo XXI.
Sin la incorporación seria, sistemática e integral de las TICs, los
sistemas educativos no serán capaces de adaptar su funcionamiento a
las características de sus estudiantes y familias, y las demandas del
mercado laboral y la sociedad.
De ahí que proponemos considerar la incorporación de TICs en
educación no sólo como un nuevo insumo, sino como un elemento de
innovación disruptiva, es decir, que obliga al cambio de las prácticas
educativas y, en definitiva, a un cambio importante de los sistemas
escolares.
Esto sólo será posible si su irrupción en el espacio educativo ayuda
significativamente a la mejoría de los resultados de aprendizaje. Para
ello, según revisaremos, las TICs deben abrir una nueva oportunidad a
la educación personalizada, en el contexto de sistemas escolares
masivos e inclusivos. También deben diseñarse, implementarse y
evaluarse de manera integral (considerando un conjunto de variables
simultáneamente en el conjunto de la política educativa).
Fuente: TICS EN EDUCACIÓN:
UNA INNOVACIÓN DISRUPTIVA
Marcelo Cabrol
Eugenio Severin