Loading...

La radio y la televisión en la era digital



La radio y la televisión en la era digital oportunidades, desafíos y propuestas
para garantizar la diversidad y el pluralismo en los medios
A lo sumo Argentina, por tener una población y mercado importantes podría animarse a
optar por otro estándar distinto al japonés, en función de acuerdos que pudiera hacer con
los europeos en relación a promesas de inversiones o las posibilidades de desarrollo de
alguna industria argentina complementaria (como una fábrica de decodificadores) y un
tratamiento preferencial en materia de royalties y transferencia de tecnología.
Si fuera posible, nuestros países deberían tener la posibilidad de elegir en función de
“costo para los usuarios, costo para el país en patentes y royalties, inversiones
ofrecidas, posibilidades de intercambios de contenidos con otros países y capacidad de
desarrollo propio de contenidos, equipamiento y software”15. ¿Será posible para todos
los países de América Latina y el Caribe manejar estas variables en una negociación con
los representantes de los diferentes estándares o el panorama para los países más
pequeños estará condicionado por las decisiones de los países grandes?
El tercer dato refiere a la creciente constatación de que para garantizar la inclusión
digital, y una mayor diversidad y pluralismo en la radiodifusión no es suficiente dejar
que actúe el libre mercado y que es necesario definir y ejectuar políticas públicas con
una activa regulación estatal.
La definición por si sola de ciertos estándares no asegura que su uso vaya en el sentido
deseado y el mercado tampoco permitirá, por sí solo, un aprovechamiento óptimo de
este avance tecnológico.
Un ejemplo es la interactividad que permite la digitalización. De poco servirá para unos
objetivos como los planteados, si en lugar de desarrollar la capacidad de los ciudadanos
para participar en la vida democrática se transforma únicamente en nuevas formas para
aumentar el comercio electrónico a través de los medios (los “compre ya”, las trivias,
etc).
Otro ejemplo es la posibilidad de multiprogramación en TDT. Sería una buena
oportunidad para diversificar los operadores y la oferta de contenidos, pero elegir un
padrón porque permite más cantidad de señales no significa que de en forma automática
tengamos mayor diversidad y ni siquiera más contenidos locales o nacionales. De
hecho, varias empresas transnacionales de telecomunicaciones impulsan estos cambios
para entrar en la competencia en el mercado televisivo.
De nada sirve tener cuatro señales en lo que antes era un canal de televisión, si es el
mismo dueño quien los utiliza y además lo hace para difundir cuatro contenidos de
iguales características y todos son enlatados extranjeros (en lugar de una telenovela
ahora ofrece cuatro distintas para gustos variados).
La definición del estándar tecnológico y las políticas públicas asociadas también
deberán tomar en cuenta que la democratización del acceso pasa también por las
dificultades para comprar los trasmisores (en el caso de los medios comunitarios y los
----------------------------------------------------------
14 Brasil habría logrado negociar la instalación de una fábrica de semiconductores, y compromisos para introducir tecnología propia en el padrón ISDB y participar de la industria de construcción de receptores digitales y decodificadores.
15 Entrevista a Juan Manuel Abal Medina (h), sibsecreterio de la Gestión Pública de Argentina, Fortuna, 20 de noviembre de 2006
----------------------------------------------------------
públicos) y la compra de receptores y/o set top box por parte de los sectores más pobres.
De lo contrario, la promesa de ver televisión de alta definición será sólo para quienes
tengan más dinero y puedan comprarse un aparato adecuado, reproduciendo las
desigualdades existentes.
Quién utilizará los beneficios de la digitalización, para qué se utilizará, qué servicios
ofrecerán, quiénes proveerán de contenidos y quiénes podrán utilizarlos nuevos canales
para distribuirlos, cómo asegurar la libre competencia y otras cuestiones relacionadas
necesitan de algo más que la opinión de ingenieros en telecomunicaciones y la toma de
posición de los empresarios del sector sobre los estándares a utilizar.
Fuente: La radio y la televisión en la era digital
oportunidades, desafíos y propuestas para garantizar la diversidad y
el pluralismo en los medios
Gustavo Gómez Germano
C3 – Centro de Competencias en Comunicación
Fundación Friedrich Ebert, febrero de 2007