Redes de computadores - Entre las dos centrales locales



Redes de  computadores

Entre las dos centrales locales se establece un enlace con diferentes cables
independientes, de manera que los abonados de una de éstas
pueden, además de conectarse entre ellos, conectar con los abonados
de la otra: se elige un cable de los que forman el enlace, se conecta
con el abonado local y se pide a la otra central que conecte el enlace
con el abonado destino, si no está ocupado con otra llamada.
La conexión entre las dos centrales comporta un primer escollo importante:
es preciso decidir con cuántas líneas diferentes se llevará a cabo.
Supongamos que la central A de la figura anterior proporciona servicio
a cien abonados y la B, a doscientos cincuenta. Parece que, si se
pretende dar el mejor servicio posible, se necesitan cien líneas para
que todos los abonados de la central A puedan hablar de manera simultánea
con otros tantos de la central B.
No obstante, la probabilidad de que todos los abonados de una central
realicen una llamada al mismo momento es muy baja, puesto que
las llamadas telefónicas son, en general, cortas y esporádicas. Por tanto,
es completamente innecesario que la conexión entre las dos centrales
contemple todas las llamadas posibles: esta situación no se dará
nunca y tiene un coste exagerado.
Unos modelos matemáticos bastante complejos permiten calcular el
número concreto de enlaces que se precisan a partir de la estadística
de las llamadas que sirven las centrales (la frecuencia de aparición y
su duración).
Supongamos que en el ejemplo anterior estos modelos nos dan veinticinco
enlaces. Si en un momento dado hay veinticinco llamadas en
curso entre A y B y llega otra llamada, no tendrá ningún camino disponible
y, por consiguiente, no se podrá establecer. Esta situación se
denomina bloqueo: el abonado a quien se quiere llamar no está ocupado;
sin embargo, no se puede encontrar un camino libre por la red
para establecer la comunicación.
De esta situación se desprenden dos ideas fundamentales en relación
con la red telefónica:
• La conmutación de circuitos requiere pasar por tres fases para
cada comunicación:
– Establecimiento de llamada. Cuando se solicita iniciar una conversación,
es preciso averiguar si el destinatario está disponible y, en caso afirmativo, debe buscarse un camino libre en la red, que
incluye conmutadores dentro de las centrales y enlaces entre las
mismas.
– Comunicación. Una vez establecido el circuito, los interlocutores
se intercambian información.
– Liberación de recursos. Acabada la comunicación, se liberan los
recursos utilizados (enlaces entre centrales y conmutadores dentro
de las centrales).
• El hecho de que los recursos estén ocupados en exclusiva mientras
dura la comunicación hace que las compañías que ofrecen el servicio
cobren según la duración de la llamada: se penaliza el uso
extensivo de los recursos. De este modo, el usuario se apresura en
acabar la comunicación y dejar los enlaces libres, disminuyendo
así la probabilidad de bloqueo.
Fuente: Software libre
José María Barceló Ordinas
Jordi Íñigo Griera
Formación de Posgrado
Ramón Martí Escalé
Enric Peig Olivé
Xavier Perramon Tornil
XP04/90786/00020

Entradas populares de este blog

CERRAR SESIÓN o APAGAR EL EQUIPO.

Curso Excel 2010 4.3. Ampliar o reducir una selección

GLOSARIO CV: Tag