Redes de computadores



Redes de computadores
La red telefónica constituye una red de conmutación de circuitos. Para llevar a cabo una comunicación, es preciso establecer un circuito entre los dos extremos por medio de la red. Mientras dura la comunicación, se ocupan unos recursos en exclusiva, aunque no haya intercambio de información. Las compañías cobran el uso de los recursos por tiempo de ocupación.
Pronto, el sistema telefónico pasó a ser una cuestión nacional. Los estados desarrollaban sus redes según sus criterios y gustos. Se creó un organismo, el CCITT (Comité Consultivo Internacional de
Telegrafía y Telefonía, Comité Consultatif International Télégraphique et Téléphonique), para armonizar los sistemas nacionales y permitir las comunicaciones entre países mediante centrales de tráfico internacionales.
Hemos comentado que entre las centrales existe una serie de líneas que permiten la conexión entre abonados de diferentes centrales.
Al principio era realmente así: si se decidía que entre dos centrales era preciso disponer de cincuenta enlaces, se ponían cincuenta cables entre ellas. Sin embargo, con el progresivo aumento
El CCITT es un organismo internacional patrocinado por las operadoras de telefonía,
dedicado a tareas de normalización en el ámbito de las telecomunicaciones. El 1 de
marzo de 1993 pasó a llamarse ITU-T (International Telecommunication Union Standardisation Sector)
de enlaces necesarios, este sistema pronto fue totalmente inviable y fue preciso recurrir a una técnica ya conocida en radiodifusión: la multiplexación.
La técnica de multiplexación que se aplicó a la telefonía fue la multiplexación en frecuencia: se modulan los diferentes canales de entrada a distintas frecuencias portadoras, de manera que puedan viajar por el mismo medio sin interferirse. Se aplican filtros a la recepción que permiten separar los distintos canales multiplexados.
Multiplexar significa hacer pasar diferentes comunicaciones
independientes por el mismo medio de transmisión
Hacemos lo mismo al escuchar la radio o al ver la televisión.
Hasta nuestra antena llegan todos los canales emitidos; con el dial y el selector de canales, respectivamente, seleccionamos el canal (la gama de frecuencias) correspondiente a la emisora que queremos recibir. Es decir, el dial o el selector de canales de la televisión constituyen los filtros que separan, en la recepción, los diferentes canales multiplexados.
Fuente: Software libre
José María Barceló Ordinas
Jordi Íñigo Griera
Formación de Posgrado
Ramón Martí Escalé
Enric Peig Olivé
Xavier Perramon Tornil
XP04/90786/00020

Entradas populares de este blog

CERRAR SESIÓN o APAGAR EL EQUIPO.

Curso Excel 2010 4.3. Ampliar o reducir una selección

GLOSARIO CV: Tag